EL AMOR DE LAS MADRES

 

Se cuenta que un Ángel salido del cielo un día muy hermoso  llegó a este mundo. Al llegar el anochecer, dijo: "Tengo que volver al mundo de luz; pero antes quiero buscar un recuerdo".  Al ver las hermosas flores pensó: "Me llevaré un ramo de estas flores." Al pasar por un hogar vio a un niño en su cuna, el cual se sonreía al mirar a su madre; y el Ángel dijo "La sonrisa de aquel niño es más hermosa que estas rosas; me lo llevaré también." En eso vio a la Madre amorosa que se inclinaba para besar a su niño, y el Ángel pensó; "El amor de aquella Madre es lo más hermoso que he visto en el mundo; me lo llevare también."

 

El Ángel ya con estas tres cosas regresó al cielo, mas antes de entrar examinó los recuerdos; y cual no sería su sorpresa al ver que las flores se habían marchitado, la sonrisa del niño se ha­bía transformado en un gesto desapacible pero el Amor de la Madre había retenido su hermosura y fragancia original. Tiró a un lado las flores marchitas y la sonrisa desapacible del niño y entró por los portones, y los seres celestiales que allí estaban lo rodearon para darle la bienvenida y para ver lo que había traído consigo; y lo oyeron decir;

 

"Esta es la única cosa que encontré en la tierra que retuvo la fragancia y la hermosura original. La cosa mas hermosa, es el amor de una Madre".

 

 

¡ Dios las bendiga Madres, por ese Amor Divino!