Calla y Espera

 

Días de quietud, días de espera en que mi barca anclada está junto a la arena y mi señor me dice no es tiempo de zarpar, calla y espera.

 

 

Detente frente al mar, sopla la brisa camina por la orilla no tengas prisa.Es tiempo de contemplar los arreboles, busca y hazte un collar de caracoles.

¡Mira aquella gaviota! No puede alzar el vuelo, sus alas están rotas.Ella mira volar sus compañeras y al igual que tu,calla y espera.

 

Hay tiempos en la vida que todo parece detenerse de repente y es ahí que El Señor dice ¡Detente! Sin embargo el se pierde en la tormenta y aunque ruja la brisa, no se detiene, El Señor esta despierto el nunca duerme.

 

Yo siento en este instante de mi vida que sus potentes alas me cobijan y ya no siento miedo ni nada me atormenta, aunque con furia arrecie la tormenta.

 

Calla y espera, medita en mi palabra, cual ave herida te encontré Yo aquel día. Aún tienes unos ojos, una mente que piensa.

 

Espera el arco iris y cuando Yo te diga zarpa, ya no iras sola,

pues yo seré tu guía.

 

 

Emmy Meléndez